Papúa Nueva Guinea

El destino más codiciado entre los aventureros de todo el mundo.
Un territorio en donde aún es posible encontrar tribus perdidas y en donde cada pueblo que se visita es una cultura diferente y llenan de colorido.


  • Introducción
  • El destino
  • Galería
  • Cruceros
  • Hoteles
  • Datos de interés

TAR_0015_FB

En 1933 Mick y Dan Leahy deciden realizar una expedición a los desconocidos territorios de las montañas de Papúa Nueva Guinea, pensando que estarían deshabitados. Su sorpresa fue que, tras recorrer las tierras altas, pudieron comprobar que estos parajes estaban poblados por miles de nativos, repartidos en tribus muy primitivas, con diferentes lenguas y costumbre, y totalmente aislados, hasta esos días, de la civilización occidental.

Papua Nueva Guinea es un destino que suena a misterioso, primitivo, recóndito e inexplorado. Dentro de este curioso país, una de las zonas mas aisladas es la conocida como Tierras Altas, formada por valles por encima de los 2.800 metros y rodeada de montañas con cumbres entre los 3.500 y 4.500 metros.

Papua Nueva Guinea es un destino que suena a misterioso, primitivo, recóndito e inexplorado. Dentro de este curioso país, una de las zonas mas aisladas es la conocida como Tierras Altas, formada por valles por encima de los 2.800 metros y rodeada de montañas con cumbres entre los 3.500 y 4.500 metros. De entre estos valles destaca el del Tari, territorio de los “Hombres Huli”, posiblemente uno de los clanes más representativos de la región. Este pueblo de guerreros tuvo su primer y corto contacto con los occidentales a mediados de los años 50, y desde entonces hasta nuestros días pocos son los que les han visitado.

SPK_1750_CH

Tres características destacan en este pueblo, la primera la beligerancia que mantienen con todos los clanes vecinos, la segunda la generosidad y buen trato que deparan a los visitantes, y la tercera su carácter exageradamente presumido, especialmente en los hombres. Todos los guerreros Huli se pintan la cara diariamente con llamativos colores y decoran todo su cuerpo con plumas y plantas. Sus tradiciones hacen que los hombres pasen por un retiro durante casi un año, durante el cual son sometidos a ritos de iniciación. Uno de esos ritos consiste en el tratamiento de su propio cabello con el cual realizan una enorme y decorada peluca que les acompañara de por vida.

TAR_0017_FBTAR_0002_FB

Pese a la dureza de un trekking de estas características, unos días de convivencia con los Huli compartiendo sus chozas y comida, asistiendo a sus ceremonias y contemplando sus tradiciones es una recompensa mas que suficiente al esfuerzo realizado.

TAR_0013_FB

Otra cita obligada, cuando se visita Papua Nueva Guinea, es asistir a un Sing Sing, o ceremonia de cánticos y danzas. El jefe de cualquier poblado nos lo puede organizar, pero lo ideal es asistir o uno de los multitudinarios, que se celebran en diferentes puntos de las montañas.

SSG_0089_CH

Desde tiempos remotos, los pueblos de las Tierras Altas se habian mantenido en una permanente guerra entre clanes. Tras la Segunda Guerra Mundial, los australianos empiezan a colonizar algunas zonas, ricas en minas, y es en 1961 cuando el Comisionado del Distrito decide convocar en la ciudad de Mount Hagen – famosa por sus minas de oro – a las diferentes tribus de las tierras altas para que realicen un Sing Sing común y de esta manera fomentar la comunicación entre tribus, que se mantenía igual de difícil que en años pasados, y intentar terminar con los continuos enfrentamientos entre clanes locales.

SSG_0001_FBSSG_0003_FB

Ya en nuestros días, esa reunión se conoce como “The Mount Hagen Sing Sing Festival” y se ha convertido en el evento folclórico más importante de Papua Nueva Guinea y sin duda alguna el de mayor colorido y tipismo de todo el planeta.

SSG_0077_FB

El festival, que tiene lugar todos los años en el mes de Agosto, concentra a más de 50.000 nativos, ya no solo de las montañas sino también del delta del Sepik, Enga y Madang. Contemplar a miles de hombres y mujeres pintados de todos los colores, ataviados con sus mejores galas, con sus armas tradicionales y entonando sus cantos es un espectáculo sobrecogedor. Los Hulis, hombres de barro, hombres musgo, hombres esqueleto, serpiente, pájaro, Yandara, Waghi y así hasta un total de 60 o 70 tribus y clanes distintos. Un acontecimiento incomparable y que por si mismo ya es suficiente motivo para visitar este excitante país.

SPK_1433_FB
Otra región de indudable atractivo para el visitante, aunque totalmente diferente a las Tierras Altas, es la cuenca del río Sepik, al norte del país. El Sepik tiene una longitud de 1.126 Km., siendo gran parte del mismo navegable. Los pobladores de esta zona no destacan por su colorido y vistosas vestimentas, como en los pueblos de las montañas, sino todo lo contrario. Su aspecto cotidiano es simple y muy primitivo, pero sus poblados y la artesanía que les rodea es de una tremenda riqueza, al igual que sus tradiciones, con curiosos rituales. Por el Sepik Oriental, se pueden realizar cruceros fluviales o más en plan aventura, desplazándose en canoa, durmiendo en los diferentes poblados ribereños. La parte alta del río, es aún más virgen, y más complicado de acceder, pero las expediciones a esta región garantizan una vivencia única.

SPK_0182_2_CHSPK_0245_FB

El viaje se puede completar con la visita de las principales ciudades y algunos Parques Nacionales, sin dejar la obligada extensión bien a la zona de Milne Bay o al Mar de Bismarck, para sumergirse en sus arrecifes y visitar los peculiares poblados de las diferentes islas.

Temporada :

clima tropical y muy variado, dadas las características y extensión del territorio. De Diciembre a Marzo es la época más lluviosa, exceptuando la región de Milne Bay; de Mayo a Octubre el clima es más seco en todo el territorio, menos en el sureste. En algunas zonas de cordillera central la altura es considerable y se pueden alcanzar temperaturas bajas, cercanas a los 0°C.

Documentación :

pasaporte en regla, , con una validez mínima de 6 meses, el visado de entrada es obligatorio pero se tramita en el propio aeropuerto de Port Moresby, a la llegada al país, de forma gratuita.

Moneda :

Kina, que se divide en 100 Toeas.

Idioma:

de las 750 lenguas que se hablan en Papua Nueva Guinea, la más útil es el ingles.

Electricidad :

220 voltios. Enchufe de tres patas australiano, tipo I.

Sanidad :

no se exige ningún tipo de vacunación. Muy recomendable profilaxis antimaláriaca en cotas inferiores a los 1.800 metros.
Rabaul / Walindi - Kimbe Bay

Febrina

Un barco de referencia para el buceo en el noreste de Papua Nueva Guinea, con una larga carrera explorando los fondos de esta región. Cuenta con capacidad para tan solo 12 buceadores, perfecto para grupos, y realiza un total de cinco rutas diferentes, tres de ellas desde Walindi y dos zarpando del puerto de Rabaul.

Ver detalles

Port Moresby

Gateway Port Moresby

A escasos minutos del aeropuerto internacional de Port Moresby, capital de Papúa Nueva Guinea, este complejo de hotel +3 estrellas y apartamentos es una opción perfecta para una noche de tránsito o un uso de día en combinación con programas terrestres o de buceo en otras zonas de este interesante destino.

Ver detalles

Kavieng

Lissenung Island Resort

Una pequeña isla privada, con un sencillo resort, gestionado por una pareja Austriaca apasionados por el buceo, el surf y la naturaleza. Al resort se accede tras un traslado en barco de 20 minutos desde Kavieng y el visitante encuentra una propiedad con tan solo 7 bungalós de estilo local, en donde se respira tranquilidad.

Ver detalles

Loloata

Loloata Island Resort

A corta distancia de Port Moresby, esta pequeña isla es un auténtico paraíso de la naturaleza, tanto bajo el agua como en superficie. El resort es sencillo, pero muy acogedor y dada su especialización en buceo nos permite visitar los mejores puntos de inmersión de esta zona, que son realmente interesantes y de gran diversidad.

Ver detalles

Walindi - Kimbe Bay

Walindi Plantation Resort

Resort rústico, con más de 25 años de operación, localizado en la bahía de Kimbe, en la costa norte de la isla de Nueva Bretaña, junto a la población de Walindi, es un alojamiento pensado para buceadores, ornitólogos o viajeros que quieran conocer, de la mano de expertos, las diferentes culturas de Papua Nueva Guinea.

Ver detalles

Actualmente no tenemos extensiones terrestres en este destino.

cerrar ventana
Por el momento esta información no se encuentra disponible. Si está interesado en viajar a este destino, por favor póngase en contacto con Ultima Frontera.